Lo mucho se vuelve poco con sólo desear otro poco más.

Francisco de Quevedo

1 votos